Film de género catástrofe, con todos los ingredientes necesarios, de origen coreano. La trama sigue a un ex piloto de aviones que decide viajar con su pequeña hija a Honolulu; pero como lo sugiere el título, todo se complicará. Hay más de una historia dando vuelta y todas convergerán en ese vuelo fatídico.

Además de nuestro ex piloto que pasó al retiro por una mala experiencia en un vuelo que se cobró víctimas, también se embarca un científico experto en bioquímica que tiene muy malas intenciones. En resumen, quiere plantar un virus letal en ese avión repleto de turistas dispuestos a disfrutar de las playas de Hawái. Y lo logra.

En paralelo, y en tierra firme, un par de detectives siguen las pistas de este bioterrorista que dejó videos grabados en la red, amenazando con tamaño atentado. Da la casualidad, que la esposa de uno de los policías se encuentra en este vuelo mortal, en donde el psicótico esparce en el ambiente este virus hiper contagioso. Los primeros infectados, no tardarán en manifestar sus síntomas.

Emergencia en el Aire no da respiro. La acción es vertiginosa. Se van sucediendo escenas que trasmiten el pánico que sienten los pasajeros, quienes deben resolver minuto a minuto su futuro inmediato. Claro que los ecos del COVID resuenan en esta historia que también se torna un verdadero melodrama, y a lo grande, involucra a varias naciones y al propio estado coreano. Nadie se quiere responsabilizar de un potencial desastre, si el avión toca tierra. Si te gusta el cine catástrofe, abrochate el cinturón y dale chance a esta aventura que posee un relato coherente y personajes consistentes.

Por María Paula Ríos
paula@admitone.fun

Deja un comentario