Music es una película escrita y producida por Sia, la enigmática cantante australiana que supo cautivar con sus looks llamativos y un particular estilo de baile mecánico que se coronaron como su marca personal. En clave musical, Music, invita a bucear por el universo interior de una pre adolescente con autismo, que debe aprender a vivir con su media hermana a quien prácticamente no conoce. Emotiva, pero por momentos un tanto extensa, la película apela a construir un retrato interior sobre personas rotas.

Music (Maddie Ziegler) es una pre adolescente con autismo que por motivos de la vida es obligada a vivir con su media hermana Zu (Kate Hudson) a quien prácticamente no conoce. Ambas deberán revincularse y aprender a vivir cada una con sus necesidades, miedos y desafíos. A su vez, Ebo (Leslie Odom Jr), un vecino del condominio donde residen, será una pieza fundamental para que la dupla comience a entenderse. Desde este momento se convertirán en un trío en el que cada uno de los participantes intentará sobrevivir y a la vez sostener al otro.

En este musical de personas rotas, lo que prevalece es el espíritu animista de intentar celebrar la diferencia, la enfermedad y la soledad a través del poder sanador de la música. Es a través de cada tema musical que el film arroja mensajes de esperanza para quienes se encuentran en la misma situación que los personajes: ahogados en la soledad, el desamor y el olvido. Además, cada fragmento musical se compone de una estilizada puesta en escena en la que se destaca el extravagante universo visual de Sia compuesto de cuadros monocromáticos y sus tan famosos bailes mecánicos y espasmódicos de pasos cortos y marcados, que bien supieron ser el sello personal de la cantante a la hora de coreografiar sus video clips.

El film es un colorido musical, sin embargo, recurre en varios clichés del género que provocan una disociación entre relato y los cuadros musicales que no logran unificarse en términos narrativos. Así, la historia se torna predecible y con dos grandes golpes de efecto emotivos que no hacen más que hundir a los personajes (y al espectador) en un largo descenso a las profundidades más oscuras del ser humano. De todos modos, y aún así, logra poner en pie una narrativa con sentido y buen desarrollo de personajes.

En resumen, Music, como proyecto personal de una artista de la talla de Sia, es un buen producto cinematográfico al que quizá le quedan algunos cabos sueltos. Y, si bien, no logra cautivar con un gran esplendor, la película se muestra colorida y representativa del mundo interior de la cantante y eso siempre se agradece, porque no es más ni menos que una operación a corazón abierto en la que se dejan ver las entrañas de la creatividad.

Ya puedes ver Music en la plataforma Cining

 

Por Paula Caffaro.
paula.c@admitone.fun

Deja un comentario