Una de las figuras emergentes en Hollywood y a nivel mundial, sin duda es Anya Taylor-Joy. Desde su participación en la película de horror La Bruja, que le otorgó mayor visibilidad en su carrera, literalmente no ha parado de trabajar. Luego vinieron Split y Glass, la trilogía antiheroica de Shyamalan; y ahora la rompe en la serie éxito de Netflix, Gambito de Dama.

Basada en una novela de Walter Tevis, esta miniserie de Netflix, narra la historia de Beth Harmon, una niña abandonada en un orfanato de Kentucky, a fines de los años cincuenta, en donde descubren su extraordinario talento para jugar ajedrez. A su vez, desarrolla una adicción a los tranquilizantes que el propio sistema público proporciona.

Atormentada por sus demonios personales y movida por la obsesión y la adicción, Beth se transforma en una joven dispuesta a romper barreras en el mundo del ajedrez competitivo, copado por hombres. Lo cierto es que en una entrevista muy dinámica, Anya cuenta en primera persona el desafío de interpretar a Beth Harmon, qué personas la ayudaron a alcanzar sus metas; habla sobre los vestuarios de la serie, y finalmente manifiesta su deseo por visitar Argentina.

¿Por qué hace hincapié en nuestro país? Porque Anya Taylor-Joy se mudó aquí con su familia siendo apenas bebé hasta los seis años de edad. Además, tiene parte de su familia en Argentina, por lo que habla perfecto español. Mirá a continuación la entrevista:

 

 

Por María Paula Ríos.
paula@admitone.fun 

Deja un comentario