Nada peor que estar enganchado con una película y cuando llega su final quedamos insatisfechos o nos desilusionamos modo tragedia. Desde ya avisamos que la nota va de spoiler en spoiler, pero es la única manera de hacer un poco de justicia poética ante tanta desazón… ¿estás listo? A continuación, mencionamos cinco películas con los finales más decepcionantes de la historia del cine:

 

SEÑALES

Si, hablamos de la película de Shyamalan, protagonizada por el tío Mel (Gibson) y el mejor Joker que nos ha dado la historia, Joaquin Phoenix. Un granjero y su familia, aislados en medio del campo, se enfrentan a extraterrestres. Durante toda la cinta vemos como se defienden de la amenaza, cuando de repente descubren que se pueden eliminar con ¡agua! O sea, lo seres inteligentes quieren invadir un planeta compuesto el 70% por agua, su kriptonita. No lo entendemos.

 

TITANIC

Uno de los mayores éxitos del cine mundial, una superproducción que recrea el hundimiento de uno de los transatlánticos más potentes y grande de la historia. Dirigida por James Cameron, y protagonizada por un jovensísimo Leo Di Caprio y Kate Winslet, la cinta recrea la historia de amor entre Jack y Rose durante el viaje donde acontece el fatal desenlace. Nunca le perdonaremos a James, que Jack muera congelado en el agua, mientras que también había lugar para él en la tabla de madera que salvaguardaba a Rose. ¡Que manera de llorar!

 

LUCY

Nuevamente la obsesión de Luc Besson con sus Nikitas. Esta vez le toca el turno a Scarlett Johansson en transformarse en una máquina de matar, pero aquí al director se le va la mano. Es la transformación (o la adquisición de superpoderes por una implosión de drogas), de una chica normal en una criatura robótica, al punto de liberar su cerebro al 100%, y evaporarse físicamente quedando viva en un sistema en red… Es demasiado chicos.

 

LA NIEBLA

Si, está basada en un clásico de Stephen King y lo adoramos, pero el final es demasiado doloroso y desalentador. O sea, vemos como su protagonista hace lo imposible para mantener a salvo a su familia de una niebla que trae consigo las criaturas más temidas que puedas imaginar. Pero al verse acorralado y porque no quiere verlos sufrir, decide él poner fin a sus vidas. El problema surge cuando tras haberles quitado la vida, la niebla desaparece y el ejército llega para salvarlos… ¡Nooooo!

 

ENTERRADO

Cintas claustrofóbicas si las hay, esta es una de ellas. Estamos hora y media junto a Ryan Reynolds, sufriendo, porque está enterrado vivo solo con un encendedor y su teléfono celular, y por supuesto que debe pedir ayuda antes de que se acabe el oxígeno. Ante tanto sufrimiento lo mínimo que esperamos es que se salve y cuente su terrible experiencia, pero nunca logra salir vivo de allí. ¿Puede haber tanta maldad?

 

Por María Paula Ríos
paula@admitone.fun

 

 

Deja un comentario