Estamos más que ansiosos esperando el estreno de El Conjuro 3: El Diablo me obligo a hacerlo, entrega que explorará uno de los casos más famosos de los archivos de los investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren. El juicio por asesinato de Arne Johnson, en 1981, quien mató a su casero y se convirtió en la primera persona en la historia de Estados Unidos en alegar posesión demoníaca como defensa.

Producida por el creador de la saga, James Wan y dirigida por Michael Chaves, esta entrega se jacta de ser la más oscura de todas por sus consecuencias y víctimas reales. Para ir calentando motores, previo a su estreno, en Admit One te vamos a revelar ocho datos curiosos sobre esta espeluznante cinta. ¿Preparados?

 

#1
El Padre Gordon (Steve Coulter), Judy Warren (Sterling Jerins), y Drew Thomas (Shannon Kook), son los únicos personajes, aparte de Ed y Lorraine Warren, que aparecen en las tres películas de El Conjuro… ¡Ah! Y Anabelle (obvio).

#2
En toda la película hay referencias a otros títulos del “Conjuroverse”. No queremos spoilear, pero te recomendamos estar muy atento al momento de verla.

#3
Casi la mitad de la cinta se filmó en escenarios reales (donde sucedieron los hechos), además de ser la película de la saga que más locaciones utilizó. Sin dudas la más ambiciosa de todas.

#4
Antes de comenzar la producción y la filmación, el Obispo Bryan D. Ouellette de la Iglesia Católica, bendijo el set (OMG).

#5
Después de tamaña bendición, apareció sangre en el guion de Vera Farmiga (y esta no se había lastimado)… ¿No estás temblando de miedo?

#6
La producción le regaló al todo el personal 300 botellas de Agua Bendita de la Iglesia Católica de Holy Nicholean, al finalizar el rodaje.

#7
Además de bendecir los sets de filmación, el Obispo Ouellette bendijo a Pookie, el gato oficial del universo El Conjuro rescatado en Transilvania. Lo encontraron en el Castillo Bethlen, escenario de La Monja.

8#
Al igual que en las películas anteriores de El Conjuro, a Vera Farmiga le aparecieron moretones en las piernas sin un motivo aparente. Creer o reventar.

 

Por Redacción Admit One.

Deja un comentario