Esa pequeña maldita, que no resultó ser tan pequeña, sino que padecía un trastorno hormonal que afectaba su crecimiento físico, y utilizaba la patología a su favor para volver locos a sus adoptantes. En realidad, ella tenía 33 años. ¿Recuerdan la historia? Sí, hablamos de la exitosa película de horror, La Huérfana (2009), que tenía como protagonista a Isabelle Fuhrman.

Diez años después de que la primera cinta aterrorizara al público, finalmente se está rodando su tan esperada precuela, con el presunto título de Esther (decimos presunto porque aún no se oficializó, también ronda el nombre Orphan: First Kill); nuevamente protagonizada por Fuhrman, y bajo la dirección de William Brent Bell a partir de un guion de David Coggeshall.

La trama es bastante similar a la de la película originaria. Aquí la diabólica Esther (su verdadero nombre era Leena Klammer), se fuga de un centro psiquiátrico de Estonia, para dirigirse a Estados Unidos y hacerse pasar por la hija de una desaparecida pareja adinerada. La cosa no se le pondrá nada fácil cuando quiera desestabilizar a su “nueva” familia.

Se preguntarán como Isabelle Fuhrman con 23 años se hará pasar una niña de 13. Parece que emplearán una combinación entre tomas de cámara, sumada la magia del maquillaje. ¿Será convincente la transformación de Fuhrman? ¿Qué opinas? Por lo pronto tenemos las primeras imágenes del set compartidas por la propia actriz:

Por Redacción Admit One.

 

Deja un comentario