Protagonizada por Juan Minujín, Nicolás Furtado, Martina Gusmán, Claudio Rissi y Gerardo Romano; y con las incorporaciones de Luis Luque, Rodolfo Ranni y Ariel Staltari entre otros, llega la cuarta temporada de El Marginal, que continuará con la historia de los carcelarios después del incendio en la San Onofre, que marcó el final de la primera temporada.

El miércoles 19 de enero, pone play a Netflix porque se estrena esta nueva temporada, y para que puedas prepararte como es debido, te presentamos quién es quién en esta atrapante historia:

 

PASTOR (Juan Minujín)

Mientras intenta fugarse del país junto a su familia, Miguel Palacios es capturado y termina en el penal Puente Viejo donde el destino lo vuelve a cruzar con Mario Borges, Diosito y César. Su objetivo es recuperar la libertad y poder disfrutar la vida junto a Emma y los hijos de ambos. Sin embargo, tendrá que sobrevivir, ser astuto, un estratega. Además, un nuevo conflicto de su pasado saldrá a la luz: reaparece Silvia, su ex esposa y mamá de su hijo.

 

JUAN PABLO “DIOSITO” BORGES (Nicolás Furtado)

Junto a Borges y al resto de la banda, Diosito llega a Puente Viejo con cadena perpetua. Allí se reencuentra con Pastor, de quién deseará vengarse por haberlo engañado y por querer matarlo. Por otro lado, extraña los privilegios que tenía en San Onofre y, sobre todo, las drogas. Asumida la nueva realidad, se animará a alejarse de lo que lo perjudica y lo lastima, intentando tomar las riendas de su vida.

EMMA MOLINARI (Martina Gusmán)

Luego de que Pastor es capturado y enviado a Puente Viejo, tras un intento frustrado de fuga, Emma continúa ejerciendo como asistente social y se hace cargo de los hijos de ambos. Trata de ayudar a Pastor desde afuera y se convierte en la mujer de un preso cualquiera, yendo a visitarlo y preocupándose por él. Mientras tanto, Pastor intentará dejarla al margen de lo que pasa en Puente Viejo. Sin embargo, ella está dispuesta a correr riesgos por él.

MARIO BORGES (Claudio Rissi)

Luego de la sentencia a cumplir cadena perpetua, Borges ingresa a Puente Viejo como un preso más, sin privilegios ni “arreglos” especiales. Él y su banda tendrán que plantearse arrancar de cero y reconstruir su poder desde las cenizas. Gladys será su soporte y quien maneja desde afuera sus negociados. En esta nueva temporada, deberá ganarse la confianza de Coco y su familia, protegidos por Galván.

SERGIO ANTÍN (Gerardo Romano)

Antín asciende como Secretario de Seguridad Penitenciaria, y las cárceles del país quedan bajo su órbita gracias a un arreglo político que lo salvó luego del incendio de San Onofre. Sin embargo, la inestabilidad en el Gobierno pone en riesgo sus ganas de seguir aumentando su poder. Es por esto que intentará adueñarse de Puente Viejo enfrentando a Galván, el director.

COCO (Luis Luque)

Es el preso más poderoso dentro de Puente Viejo. Reside en un Pabellón VIP junto a su yerno Bardo, sus hijos Enzo y Caspa y, las novias de estos últimos, Cielo y Alelí. Juntos, son una especie de “brazo armado” del director. El lugar es como un departamento tumbero y ellos funcionan como una suerte de familia tradicional italiana. Cenan todos juntos, tienen conflictos familiares y discusiones de negocios. Con la llegada de la banda de los Borges y de Pastor, todo cambia.

BENITO GALVÁN (Rodolfo Ranni)

Es el Director del establecimiento penitenciario conocido como Puente Viejo. Bajo la fachada de un hombre mayor, ex médico y conservador, se esconde una cara más perversa que sólo los presos conocen y temen muchísimo. Hace la vista gorda con algunos negociados de Coco, su aliado entre los presos. La sed de poder de Antín lo sacará de su zona de confort. Su mano derecha es el Jefe de Guardias, Hugo Luciani (Fernando Miró), un hombre tan oscuro y sanguinario como él.

BARDO (Ariel Staltari)

Es yerno de Coco y está preso en Puente Viejo junto a su suegro y sus cuñados. Bardo es impulsivo, violento y cobarde, y el más ansioso por ganarse la aprobación de Coco. Su esposa Silvia y sus hijos están afuera del penal y de vez en cuando lo van a visitar. Sin embargo, la llegada de los Borges, hace que su instinto de competencia y violencia salgan a la luz.

CÉSAR (Abel Ayala)

El incendio en San Onofre cambió su camino para siempre. Por un lado, fue trasladado a Puente Viejo donde se recupera de los balazos que le pegó Borges. Por otro lado, desea saldar cuentas con él, quien mató a casi todos sus amigos y le dejó una marca de por vida. Aunque la Sub21 lo considera una leyenda viviente y un referente, no aceptará ser el líder que todos quieren y buscará un nuevo camino.

Por Redacción Admit One.

 

 

 

Deja un comentario